Musical El Libro de la Selva

El viernes día dieciocho de febrero, el curso de sexto de primaria del Colegio Ramón y Cajal, fuimos a ver el musical "El libro de la selva" al Teatro Haagen Dazs.

Trataba de un niño que había sido criado por una manada de lobos, ya que un mal tigre impidió a sus padres reales cogerle e irse de la selva los tres juntos. Los parientes del bebé, se marcharon dejando allí a su hijo recién nacido.

Mowgli, que así se llamaba el cachorro humano (que es el nombre con el que le reconocían en la selva), era muy especial, ya que sólo había habido otro cachorro humano en aquella jungla. Creció perfectamente y adoptó todas las costumbres de sus hermanos los lobos. Juntos se lo pasaban estupendamente yendo de un sitio para otro.

Mowgli tenía muchos amigos, como por ejemplo la pantera y el oso Baloo. El pequeño había estado toda su vida con aquellos animales. Ellos fueron los que le enseñaron a coger frutos, bailar, y lo más importante, que era la clave de la selva. Decía así: "tú y yo somos de la misma sangre".


Mowgli estaba muy contento, pues había aprendido una cosa nueva, pero la alegría duró poco ya que mamá loba, que era la madre del humano en la selva, le dijo que se tendría que ir a la aldea humana porque sino el tigre malo le podría hacer daño. Al pequeño no le gustó nada la idea, entonces decidió irse de la zona en la que habitaba.

En el camino se encontró a un rinoceronte muy gracioso pero de repente, quiso atacar a Mowgli. En cambio, el cachorro humano pensó un instante y la conclusión fue decirle al rinoceronte la clave de la selva. Entonces, el animal, al oír aquellas palabras se dio cuenta de que no podía atacarle. Finalmente se hicieron amigos.

Después, Mowgli vio a unas serpientes y por último, se encontró con una humana como él cogiendo frutos. Estuvieron hablando un buen rato hasta que el tigre apareció. Los chicos fueron muy valientes y se enfrentaron a él. Luego, mamá loba, Baloo y la pantera felicitaron a los jóvenes por tener tanto coraje.

Más tarde, la humana convenció a Mowgli para que se quedara en su aldea, ya que sus hermanos y ella iban todos los días a coger frutos por allí y podría ver a sus amigos.

Por último, los actores se despidieron de nosotros con una agradable canción.

¡Me encantó el musical!. Además algunos privilegiados tuvieron la oportunidad de salir en una escena de la obra.

Alumno de 6ºC