Partidos de alumnos contra profes

Como es tradicional, el último día lectivo del año y, coincidiendo con el final del primer trimestre del curso y el inicio de las vacaciones de Navidad, se han celebrado los ya clásicos partidos de futbol y baloncesto entre alumnos y profesores. Para no romper la racha, este año la “paliza” de alumnos a profesores no ha sido tan contundente y es que los nuevos refuerzos fichados este año por los profesores se han dejado notar. Entre ellos destacaba uno que ha llamado poderosamente la atención por su coraje y entrega. Unos dicen que debía ser de los países escandinavos, otros que más bien parecía procedente de los países centroeuropeos como Polonia, Eslovenia e incluso de Rusia. La referencia a su procedencia se debía a su aspecto exterior: Más bien rubio, de tez clara y un coraje y unas ganas de ganar y participar que llamaban la atención…

Sin embargo el misterio se aclaró cuando un alumno de los más pequeños dijo: Si es Rafa, ¡el profe del comedor! Un ¡Ooohh! admirativo se extendió por todo el polideportivo cuando todo el mundo descubrió que aquel aguerrido jugador que no daba pelota por perdida y que no dejaba pasar ningún contrario con un marcaje en zona perfecto, era el mismo que unos días antes habíamos homenajeado en una cena por su inminente jubilación. Era él. Era su último día y lo pasó como siempre, colaborando y dándolo todo por una empresa que durante más de 30 años ha sido su casa. Lo de menos este año es el resultado. Lo mejor Rafa es tu ejemplo y tu recuerdo, éstos siempre permanecerán entre nosotros. SUERTE.



Isidoro Martínez Soriano