La bombilla

¡Hola! En nuestro tren de los inventos se ha montado un nuevo pasajero: Thomas Alva Edison (Edison para nosotros). Fue el que inventó la bombilla, sí, esa que ahora tenemos en las lámparas de casa, y que los hombres de Cromañón no tenían y por eso alumbraban las cuevas con antorchas.

Las profes nos han enseñado dos tipos de bombillas, una casi redondita, de cristal transparente por el que podíamos ver el interior, y otra más grande, alargada y blanca. Así que como nosotros queremos hacer nuestra versión de los inventos que estamos viendo, hemos coloreado una bombilla de color amarillo y punzado para poder “despegarla” del papel y así hacernos una corona con la que nos fuimos guapísimos a casa.

Aquí os dejamos algunas fotitos para que veáis lo bien que trabajamos.

Con esta actividad, aparte de aprender nuevos datos sobre los inventos más relevantes de la edad moderna, desarrollan su motricidad fina que les será de gran utilidad en años posteriores para la lectoescritura, como colorear intentando salirse lo menos posible, y punzar el contorno, adquiriendo coordinación óculo-manual, precisión y fuerza en sus pequeños deditos