El lazo de la Bruja Julia

Esta semana cuando salíamos a dar un paseo por los pasillos de nuestro cole, nos encontramos un lazo amarillo. ¿De quién podría ser? Pues de quién va a ser... ¡de la bruja que lo pierde todo! ¡De Julia!

Decidimos entre todos llamarla por teléfono para decirle que teníamos su lazo. Nos encantó escuchar su voz y se alegró mucho de que lo hubiésemos encontrado porque no se podía peinar por las mañanas!

Lo que pasa es que la pillamos un poco ocupada y no podía venir al cole a por él, así que nos pidió que se lo enviáramos por carta.

Metimos el lazo en un sobre y lo firmamos todos. Después, fuimos a buscar un buzón y justo teníamos uno junto a la puerta del cole!

¡Tuvimos mucha suerte! Cuando salimos a echar la carta, la cartera Ana pasaba por allí y pudimos hablar un ratito con ella, incluso nos dejó su casco para probárnoslo! Y se llevó la carta en su moto directamente a casa de la Bruja Julia.

Esperamos que nuestra brujita olvidadiza nos cuente pronto que nuestra carta ha llegado y puede volver a hacerse su bonita trenza.