lunes, 11 de marzo de 2019

Aprendiendo idiomas desde pequeños

En nuestro colegio se respira la sociedad plurilingüe y multicultural en la que vivimos, por ello apostamos por un modelo basado en la inmersión lingüística que incorpora el segundo idioma en la vida del niño de forma natural desde una edad temprana.

Los seres humanos poseemos un cerebro dinámico y constantemente activo y cuando más trabaja, con diferencia, es durante los primeros años de vida.

La capacidad que tienen los niños para adquirir un segundo idioma, distinto de la lengua materna, se va desarrollando paulatinamente con la edad.

Podemos observar que a los seis meses los bebés pueden distinguir cuando se les habla en diferentes idiomas o que al año pueden comenzar a producir sonidos de cualquier idioma al que haya sido expuesto.

Esta inmersión lingüística produce y refuerza las conexiones neuronales que le facilitan su desarrollo intelectual, no sólo para el aprendizaje de idiomas sino también para distintas áreas como la atención, las capacidades creativas o la resolución de problemas.

Sabemos que el entorno emocional de los niños es imprescindible para su desarrollo y aprendizaje, por eso desde un ambiente cercano y afectivo a través de los juegos, las canciones y la interacción en las situaciones cotidianas creamos actividades estimulantes para ellos.

De esta manera nuestros pequeños se sumergen en los idiomas desde el inicio de su escolaridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario